top of page
  • Foto del escritorManu Tiznado

Mike Dean - 4:20

4/20, una fecha que entenderás mejor con Mike (y si, hablamos del cannabis)

 
“Es más que un álbum de fumar hierba. Para mí es un álbum instrumental de Pink Floyd. Si Pink Floyd estuviera haciendo música hoy y el cantante muriera, ¿cómo sería?” – Mike Dean

Para hablar del movimiento 4/20 es necesario adentrarse en la historia detrás de ella. Contrario a la creencia sobre tratarse de una lucha frente al cannabis, esto tiene un trasfondo recreativo que nació en los años setenta en Estados Unidos.


Todo se remonta a un grupo de cinco adolescentes de California que solían pasar el rato fuera de su escuela de San Rafael, un lugar de encuentro que inspiró su apodo, "los Waldos".


En el otoño de 1971, los Waldos se enteraron de que un miembro de la Guardia Costera había sembrado una planta de cannabis y ya no podía ocuparse del cultivo. Los chicos obtuvieron un mapa (algunos dicen que el propio dueño de la planta se los dio) que supuestamente llevaba al producto abandonado, por lo que el grupo se reunía en la estatua de Louis Pasteur fuera de su escuela secundaria al menos una vez a la semana para realizar la búsqueda.


¿Su hora de reunión? 4:20 p.m., después de la práctica deportiva, porque si, todos eran atletas.


Los Waldos se amontonaban en un coche, fumaban algo de hierba y recorrían el cercano bosque de Point Reyes en busca de la hierba gratis.


Sin embargo, nunca consiguieron llegar a la planta, pero obtuvieron algo más duradero: el término 4/20 fue inmortalizado, permitiendo a los estudiantes de secundaria discutir sobre fumar marihuana sin que sus padres o profesores supieran.



Han pasado ya cerca de cinco décadas de dicha historia y cada vez este tema parece ser menos tabú entre la sociedad. Los grupos conservadores todavía luchan por que se mantenga como algo prohibido, pero, cada vez crecen más los grupos liberales que no ven con malos ojos la legalidad de dicha hierba, consiguiendo que en varios países se comience a utilizar de manera controlada como lo es el consumo del alcohol y tabaco.


Independientemente de la postura personal que cada uno de nosotros tengamos al respecto, no podemos negar la presencia de ella en el arte y, en este caso, la música.

Hay una larguísima lista de artistas sumamente respetables que han admitido abiertamente haber consumido cannabis para la creación de su música: desde Snoop Dogg a Madonna, pasando por Jay-Z y terminando con Paul McCartney, por solo mencionar unos cuantos ejemplos de ellos.

Esta semana, como viene siendo habitual año tras año, hubo lanzamientos en la música que conmemoraron al 4/20 siendo dos de los más atractivos los entregados por el rapero estadounidense Wiz Khalifa (si te interesa leer éste análisis, da clic aquí) y el mítico productor de hip hop, Mike Dean.


Mike lanzó el álbum 4:20, ante una nula expectativa. Anunciado en Twitter por el propio Dean el 3 de abril de 2020, este álbum tiene un trasfondo situacional debido a la cuarentena causada por COVID-19, ya que Dean comenzó a transmitir regularmente en su Instagram sesiones de él experimentando con una diversidad de sintetizadores, causando la aceptación por parte de sus seguidores al presentar un sonido ambiental y futurista digno de escuchar.



 


Análisis conceptual.


Hablar de este álbum va a ser completamente distinto a todos los análisis que se han realizado y, estoy seguro de que van a ser escasos los proyectos que vayan a repetir este mismo tipo de desglose conceptual.


Si desconoces el nombre de Mike Dean, no te preocupes, puedo asegurarte de que sus trabajos en la industria musical los has escuchado. El cinco veces ganador del premio Grammy ha sido productor de Kanye West, Jay Z, Beyoncé, Justin Bieber, Travis Scott, Madonna, The Weeknd, Frank Ocean, Kid Cudi, Christina Aguilera, Selena Gomez y Gorillaz, por solo mencionar unos cuantos. Es un monstruo de la producción y este álbum demuestra lo que sucede dentro de la cabeza de uno de los genios de la música cuando se ve obligado (como todos nosotros) a quedarse en casa por la pandemia de COVID-19.


Este álbum es meramente situacional, casi hasta podría asegurar que no hubiese existido si el curso de la vida siguiera con normalidad.


El álbum se inspiró en sus actuaciones de Instagram Live, que ha estado realizando durante las últimas semanas, y se armó con muy poca edición o sobreproducción. Solamente él estuvo involucrado en este proyecto instrumental. El resultado es una colección de sonidos ambientales, relajantes y futuristas que Dean espera pueda acompañarnos durante estos días que debemos estar dentro de nuestras casas.


Ahora, ¿qué tiene que ver el 4/20 aquí? Dean comentó lo siguiente:


“Este es el primer 4/20 donde la gente no puede estar junta. Para los fumadores, este es un gran momento en el que todos nos reunimos y todos fumamos, tenemos fiestas, sesiones secretas, todo ese tipo de cosas, mi objetivo principal era hacer algo que fuera muy real: no sobre producido, no estratificado, no inventado en absoluto. Todo es literalmente lo que se me ocurrió cuando toqué el teclado... Es una hora y 30 minutos de música que transcurren simultáneamente. No hay descansos. Es directo para sentarse y escuchar y meditar”.



 


Análisis por canción.


El álbum cuenta con veintiocho canciones a lo largo de una hora y treinta tres minutos, sin embargo, Dean se encargó de no darle un título como tal a cada uno de los temas. Para explicar este detalle, es necesario volver brevemente a las transmisiones que realizó en Instagram Live: antes de comenzar a hacerlas, el productor preguntó en sus redes si sus seguidores les interesaría un directo diario durante el transcurso de catorce días en los cuales dedicaría alrededor de treinta minutos diarios de experimentación musical. El apoyo fue alto, por lo que motivó a Dean a crear más de ocho horas de contenido inédito, pero con una limitante personal: hacer uso de solamente dos de sus sintetizadores.


Regresando a las canciones sin título propiamente, los temas reciben su nombre del día en que fueron creadas por Dean en sus transmisiones a partir del quinto día y terminando con el doceavo, montadas en un trance musical que debe ser escuchado de principio a fin debido a que no tiene cortes, es una secuencia musical de una hora y treinta tres minutos donde invita al escucha a solamente dejarse llevar por el sonido.


Tomando dicho punto en cuenta, quiero dejar claro que este álbum no puede ser analizado por canción.


Es evidente que Dean no quería que solo escucháramos un tema y saltemos a otro distinto, no se trata de un álbum para playlists, es un álbum para disfrutarse en su totalidad. Estoy consciente que quizá resulte complicado para la gran mayoría encontrar el gusto por este viaje musical, no se trata de algo habitual en la música actual. No se suele hacer música así y es por eso por lo que resulta en un proyecto que permanecerá como una joya de nicho oculta dentro del inmenso mundo musical.


Si quieres una recomendación musical fuera de lo habitual, amigo mío, aquí la tienes: Mike Dean – 4:20.



 

Análisis visual.



Para este proyecto, Dean optó por una imagen que complaciera a todos sus seguidores acudiendo a la nostalgia con un fin benéfico. La portada del álbum es la única imagen original, ya que Dean hizo mercancía utilizando fotografías antiguas propias donde se encuentra trabajando con distintos artistas como Kanye West, esto con la finalidad de recaudar dinero para aquellas personas sin hogar en Houston, Chicago, Los Angeles y Nueva York, ya que, de acuerdo con Dean, ellos necesitan de nosotros más que nunca. Además de mencionar que lo recaudado por las descargas realizadas en plataformas de streaming, será igualmente donado por el productor en busca de ayudar a todos los equipos de trabajo detrás de las giras musicales que se han quedado sin trabajo durante este tiempo.


Si buscas algún video oficial de este proyecto, no encontrarás tal cosa, el único contenido que podemos contar son las nada despreciables ocho horas de streaming que realizó en Instagram Live en YouTube, las cuales simplemente expanden aún más esta experiencia musical.



Dean no hace giras, recordemos que es un productor y su trabajo se encuentra en el estudio, pero recientemente dio noticias que han entusiasmado a millones alrededor del mundo ya que declaró que se encontraba trabajando en dos nuevos álbumes:


  • El segundo álbum de JACKBOYS, el cual declaró ya llevaba varias canciones trabajadas, pero no podía decir más al respecto.

  • Un ambicioso álbum personal en el cual reunirá a un gran número de artistas con los cuales ha trabajado a lo largo de su carrera como Frank Ocean, Kanye West, Jay Z, Migos, Big Sean, Travis Scott, A$AP Rocky y más. De poder concebirse dicho trabajo, podríamos estar ante uno de los álbumes más atractivos en la historia de la música, así que esperemos sea una realidad.




 


Conclusión.


Tengo que confesar que este álbum tuve un conflicto personal en si fuera adecuado escribir sobre él. Estaba consciente que quizá llegue a ser uno de los análisis con menos visitas en el sitio ya que solo basta ver que a nivel mundial, en su perfil de Spotify, Mike Dean solo cuenta con la módica cantidad de 97,000+ seguidores mensuales y entiendo que esto sea así debido a que el solo es un productor.


Sin embargo, me convencí a realizar su respectivo análisis con la finalidad de poder aportar algo al nombre de Mike Dean y de alguna forma conseguir que cada uno de ustedes, que se tomó el tiempo de leer esto, mínimo sepa ahora de la existencia de este ícono de la producción musical y conozca cómo suena el interior de la cabeza de una mente tan creativa.


Desconozco hasta dónde pueda llegar este escrito, pero, si algún día llegase a Mike, solo quisiera darle las gracias por haber creado un legado como pocos en la música.



1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 Comment


Manu Tiznado
Manu Tiznado
Apr 26, 2020

Thank you, Mike! / ¡Muchas gracias, Mike!


Like
bottom of page