top of page
  • Foto del escritorManu Tiznado

The Strokes - The New Abnormal

La oda a la nostalgia, mediante el indie, florece en este regreso.

 
“Los años 2010, como sea que se llamen, nos los quitamos. Y ahora hemos sido descongelados y estamos de vuelta. Si realmente amas a alguien, estarás congelado con ellos”.          – Julian Casablancas


En esta ocasión, tocará hablar de una banda que, en sus inicios (allá entre 1998 y 2001), fueron catalogados como los salvadores del rock por los seguidores del género y para la crítica especializada. Conformada por Julian Casablancas, Albert Hammond, Jr., Nick Valensi, Nikolai Fraiture y Fabrizio Moretti, The Strokes es una de esas bandas, del actual milenio, más respetadas por propios y extraños al ser de esas pocas agrupaciones que han podido mantener un nivel de calidad alto constantemente a lo largo de los años.


Sin duda alguna, estamos ante uno de los grupos insignia del género indie rock.



Si bien, The Strokes es una banda la cual se ha tomado diversos descansos a lo largo de su existencia, propiciados principalmente por su líder, Julian Casablancas, han logrado mantenerse unida entregando música y presentándose en directo alrededor del mundo. Sin embargo, los de Nueva York tenían una deuda con sus fans al no haber sacado un LP en siete años (Recordemos que Future Present Past fue un EP de solo apenas tres canciones, cuatro si tomamos en cuenta el remix de Oblivius).


Lo que mantenía tranquilos a los fans es que se sabía que la banda estaba trabajando en un nuevo proyecto, sin embargo, lo que los mantenía intranquilos era el hecho de haber sabido de el por medio de las declaraciones del padre de Albert Hammond, Jr., en julio de 2017 de manera extraoficial, donde incluso confirmó que el legendario productor, Rick Rubin, estaba involucrado en el proyecto.


La especulación incrementaba a la par de la incertidumbre por desconocer cuándo saldría, sin embargo, en un espectáculo especial de Año Nuevo en el Barclays Center de Brooklyn (llevado a cabo por su cancelación en el Festival de Música del Baile de los Gobernadores, el 2 de junio de 2019), Casablancas, confirmó que el álbum llegaría en el 2020.


La espera fue larga, sin embargo, el 7 de febrero de 2020 Hammond, Jr. oficializó que la espera estaba por terminar, ya que a través de Twitter compartió la portada del álbum y, tres días después, Casablancas daría la fecha de salida oficial: 10 de abril de 2020.


 


Análisis conceptual.


Siempre resulta sumamente emocionante tratar de encontrar un concepto, no abiertamente explícito, a una banda que ha sido citada como referencia e influyentes de todo un estilo.


Es evidente que, para entender este apartado, es necesario escuchar (y no solo oír) en su totalidad lo realizado por la banda, ya que la obra Bird On Money del fallecido, ícono del neoexpresionismo, Jean-Michel Basquiat, que fue utilizada como la portada del álbum, nos da una pista sobre lo cual se trabajó a lo largo de la composición de este proyecto.


Conceptualmente, estamos ante un álbum que recurre a la nostalgia como punto de partida, recurriendo a reflexionar lo que ha sido la vida personal de Casablancas en el pasado y cómo esto lo ha afectado en su actualidad.


Si bien, no es un tema tan complejo y rebuscado, la forma en que se abordan dichos temas resulta sumamente empáticos, ya que Julian ha logrado encontrar una forma de componer donde la conexión con él es casi inmediata.




 


Análisis por canción.


El álbum cuenta con nueve temas, de los cuales se manejaron, por el momento, solamente tres sencillos los cuales estaré indicando respectivamente con cada uno de ellos.

Como fue mencionado por el padre de Hammond, Jr. en el 2017, el álbum fue producido en su totalidad por el mítico productor americano, Rick Rubin, quien junto a la banda grabaron en su estudio Shangri-La en Malibú, California, con grabaciones adicionales en estudios del condado de Los Ángeles y Hawái.


1. The Adults Are Talking.

El tema apertura de este nuevo proyecto presenta un sonido donde el bajo en conjunto con la batería, proveen la percusión principal en la pista de una forma muy alegre, la cual es acompañada por el bajo de Fraiture y la guitarra de Hammond, Jr., así como por un Casablancas contenido que, conforme avanza la canción, va elevando su voz.


En un tono rebelde contra los superiores del mundo (un tema recurrente en la discografía de The Strokes), Julian canta sobre la gente del mundo de los negocios que miente, queriendo "escalar los muros" de aquellos a los que no les gusta el grupo y sus actitudes.


2. Selfless.

A través de una instrumentación centrada en arpegios de guitarras, un bajo que remarca las acentuaciones y con una batería fuertemente destacada por el uso de los platillos que llenan el fondo del instrumental, este tema con tintes de Neo-Psychedelia resulta en uno bastante interesante en cuanto la musicalidad propuesta.


Centrado en el amor y las relaciones, Casablancas canta a su pareja tratando de convencer a vivir una vida junto a él, ya que no es necesario perderse un momento más en el cual pudieran estar juntos.


Citando a dicha persona como su motivación para continuar en la vida, Julian deja claro que es dependiente de ella, por lo cual a lo largo del álbum entendernos el porqué ha sido tan complicado para él tener una relación estable.

Esta canción, sin lugar a duda, ha sido la que a su servidor más le gustado en conjunto con At The Door. Grandes, grandes canciones.

3. Brooklyn Bridge To Chorus.


El tercer sencillo de este álbum y es, sin lugar a duda, el que más se apega al estilo tradicional de la banda: un coro bastante enérgico, impulsado por las guitarras, incorporando unos sintetizadores bastante pegajosos y funkys sobre el resto de la pista.


El tema sigue a Julian en un tono muy nostálgico, comparando a la gente y sus recuerdos como bandas de los ochenta de su pasado. Sin embargo, a lo largo del tema se da cuenta que son del pasado, por lo que los deja atrás, buscando gente nueva con la que rodearse y seguir adelante en la vida.

4. Bad Decisions.


La primera canción que conocimos de este proyecto, sin embargo, fue elegido segundo sencillo oficial del álbum. Interpolando el riff principal de la emblemática canción de Billy Idol (quien por cierto tiene créditos en esta canción), Dancing With Myself de 1981, es uno de esos temas que ha abierto un debate detrás del significado el cual Casablancas quiso darle:


  • La primera interpretación ha sido la más aceptada por los fanáticos de la banda, los cuales tomando de referencia al video musical y a la misma historia de la banda, Julian canta sobre la interacción de la banda con sus fans y la escena musical, y cómo muchos de sus fans quieren que regrese el sonido del primer álbum de la agrupación, sin embargo, la banda tomó la decisión de alejarse de dicho sonido.


  • La segunda interpretación resulta en una más personal, ya que también es posible comprender esta canción como una reflexión de Julian con respecto a su problemática relación con su padre.



5. Eternal Summer.

El tema más extenso del álbum y, el cual, ha sido destacado por el baterista Moretti, como su tema favorito en este nuevo proyecto. Con un ritmo bastante funk y atmosférico, la banda encapsula el sentimiento generado por el verano, mientras que Julian canta interpretando a dicha época como una fuerza eterna, que hace que todos los involucrados noten los efectos que tiene.


A lo largo de la canción, Casablancas afirma cómo cada vez se va perdiendo la novedad de dicha época y cómo el tiempo se ha encargado de simplemente quitarle la novedad.


6. At The Door.

Por favor, no me odien por lo que voy a decir, pero la primera vez que escuché el inicio de este tema me vino un flashback al 2010 con la canción de DJ Got Us Fallin’ In Love de Usher. Discúlpenme, fue inevitable no recordar el mismo sintetizador.


El primer sencillo de este álbum es una de las canciones más bellas de este proyecto. Con un sonido que recuerdan a Daft Punk y a Pink Floyd, en esta balada emocional, Julian canta sobre una relación que se encuentra en proceso de ruptura, por lo cual ha tenido que lidiar con la idea de nunca haber podido alcanzar una meta que, en su momento pensó y ahora confirmó, consideraba como imposible de llegar.

7. Why Are Sunday’s So Depressing?

Este tema es peculiar en cuanto la simplicidad de la musicalidad realizada por la banda: basado sobre un solo riff de guitarra durante la mayor parte de la canción, con sintetizadores adornando, una percusión que acompaña y alteraciones vocales sólo para el coro de la canción.


En un tema autorreflexivo y nostálgico, Julian mira hacia atrás recordando aspectos pasados de su vida antes de la fama, incluyendo el amor, el trabajo, y su actitud general hacia la vida.


8. Not The Same Anymore.

La canción más lenta de este álbum y, sin embargo, la más cercana al tan característico estilo de composición de Casablancas. Acompañada por una línea de percusión muy completa, ocasionalmente aparecen líneas de guitarra durante los versos, mientras que la instrumentación más completa de Albert y Nikolai aparece durante los coros de la canción.


Es un tema extremadamente melancólico y nostálgico por parte de Julian, ya que canta reflexionando sus acciones pasadas y cómo han afectado a las relaciones a lo largo de su vida. Él acepta que ha sido el culpable del fin de muchas relaciones debido a su incapacidad para cambiar y ser difícil de confiar, por lo cual se ha convertido en una persona violenta, tanto así que ha llegado a lamentarse por haber descuidado sus relaciones pasadas.


9. Ode To The Mets.

Dato curioso, en agosto de 2010, Casablancas dijo a la prensa que quería escribir un nuevo tema para el equipo de béisbol, los Mets de Nueva York, por lo que la clausura a este álbum vemos a Julian finalmente cumpliendo dicho sueño de crear una canción en honor a su equipo favorito.


En un claro homenaje a la ciudad de la Gran Manzana, Nueva York, Julian mira hacia atrás, más en específico, años atrás de la creación de la banda y cómo fueron aquellas épocas en las calles de dicha ciudad para todos ellos.


La musicalización es hermosa: guitarras y sintetizadores sombríos, pero en constante crescendo respaldando los versos de la canción, mientras que la instrumentación completa y enérgica entra en la salida de la canción, dejando al oyente con una salida épica del tan esperado regreso de The Strokes.




 

Análisis visual.

Este apartado resulta en uno de esos que, por el momento, es poco el contenido que existe para analizar, sin embargo, ha sido bastante claro el rumbo que ha querido tomar la banda con este nuevo álbum:


Recordar y conmemorar el pasado.



Partiendo del uso de la obra de Jean-Michel Basquiat, Bird On Money, es un evidente homenaje al artista quien trágicamente murió el 12 de agosto de 1988 por una sobredosis de heroína.


Dicha obra es un excelente ejemplo del arte de Basquiat en el que la leyenda del arte callejero rindió homenaje a uno de sus héroes, el músico de jazz Charlie Parker. Basquiat ha sido reconocido como uno de los artistas neoyorquinos más emblemáticos de la historia.



En cuanto las referencias visuales propias, The Strokes solamente ha realizado dos videos oficiales para las siguientes canciones:


  • At The Door. Dirigido por Mike Burakoff, resulta en un must-view para cualquier persona debido a la calidad del video. Mediante un corto animado al más puro estilo de las caricaturas de los años ochenta, el video cuenta la historia de cuatro distintos personajes en situaciones fantásticas y el cómo logran vivir con ellas.



  • Bad Decisions. Dirigido por Andrew Donoho, este video resulta en un tanto reflexivo a la par de perturbador. Mofándose del estilo utilizado en informerciales en los años setenta, presenta a la banda como muñecos que son producidos en masa para su posterior venta.



Algo que también vale la pena destacar es que la banda ha optado por tener una mayor cercanía con sus fanáticos y han realizado un programa por YouTube titulado 5guys talking about things they know nothing about (5 tipos hablando de cosas de las que no saben nada), el cual, al día de publicación de este artículo, consta de dos episodios en los cuales los cinco miembros de la banda realizaron una videoconferencia entre ellos para platicar de diversos temas y compartir su nuevo proyecto. Sin embargo, dicho contenido me limito a recomendarlo a solo fanáticos de la banda, ya que no aporta algo a la experiencia musical presentada, ya que se trata de una conversación entre amigos solamente.




La banda ha confirmado entrar en gira por este álbum y, hoy en día, han confirmado su paso por Estados Unidos, México, España, Holanda, Francia, Bélgica, Portugal, Suecia, Finlandia, Japón y Colombia. Sin embargo, las primeras fechas en E.E.U.U, México y España han sido pospuestas por la pandemia de COVID-19.



 

Conclusión.

Las largas esperas siempre son como una moneda al aire: pueden resultar en algo desastroso, o bien, en algo bastante gratificante, y me alegra que esto último haya ocurrido en el tan esperado regreso de The Strokes.


Los chicos de Nueva York liderados por un Casablancas inspirado, resultan en una experiencia musical digna de recomendar para cualquier amante de la música y este álbum es prueba fiel de ello.


Los seguidores del indie pueden estar muy tranquilos al saber que uno de sus máximos exponentes logró regresar de manera triunfal a la música.




0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page