top of page
  • Foto del escritorManu Tiznado

Íconos: Frank Ocean

Cuando la composición de canciones se basa en narraciones extremadamente inteligentes.

 
“Como escritor, como creador, te estoy dando mis experiencias. Pero toma lo que te doy. No tienes que fisgonear más allá de eso.” – Frank Ocean

La composición es la cimentación de cualquier carrera dentro de la industria musical. Miles de artistas son intérpretes, pero realmente pocos son autores de sus propias canciones, lo cual viene siendo una práctica más habitual de lo que nos gustaría aceptar, convirtiéndola en una realidad que no suele ser valorada de forma razonable entre los millones de escuchas que somos.


Seguramente te deberás de estar preguntando:


¿Por qué sucede esto si se supone que son “artistas”?

La respuesta es muy sencilla de decir, pero compleja de desarrollar: No es fácil escribir una canción.


Siendo una habilidad que surge gracias al dominio léxico y narrativo, las cuales no se nacen con ellas, pero pueden ser desarrolladas hasta donde los límites de la creatividad lo permitan; todos, absolutamente todos, nacemos ante la necesidad de trabajar en ambos puntos conforme crecemos y nuestra forma de expresarnos se transforma. Sin embargo, cada uno decide la finalidad que se le dará a dicha formación.


Las carreras artísticas son donde las mentes más desarrolladas en este aspecto terminan ejerciendo, ya que la propia naturaleza del arte lo permite.


No se puede negar que estamos en una época que se ha desvalorizado a la composición musical debido a una gran cantidad de “artistas” que han obtenido éxito de manera sencilla (por darle un término agradable a dicha acción). Nunca había sido tan fácil realizar música, lo que ha propiciado que surjan propuestas que no precisamente destaquen por el de nivel de calidad que manejan, si no por el factor de controversia y tendencia que aprovechan.


(Y antes de que lo pienses, no, esto no es exclusivo del reggaetón. Esto sucede en todos los géneros musicales en la actualidad)


Afortunadamente, tenemos la certeza de que existen artistas que se han comprometido arduamente en desarrollar sus habilidades para componer y escribir música, llegando a un punto que nos hace cuestionarnos qué se tiene que hacer para llegar a ese nivel de calidad.


Uno de los más destacables ejemplos que corresponde a una carrera basada en la sublime sensibilidad para componer música es la obtenida por Christopher Francis Ocean, o simplemente, Frank Ocean.


Si desconoces quién es el, amigo mío, déjame decir que esta no es mi opinión, sino la de miles de críticos respetables, artistas, músicos, productores y, sobre todo, sus fanáticos:


Frank Ocean es uno de los más grandes artistas y compositores de la actualidad.


Te invito a que busques en internet su nombre y verás cómo surgen un gran número de personas que inclusive lo consideran el mejor hoy en día. Si bien, dicha opinión es subjetiva, resulta sumamente sorpresivo de escuchar o leer dichas opiniones sobre un artista relativamente nuevo, ya que dichos títulos han sido reservados en su gran mayoría para artistas ya consolidados.


Frank vino a revolucionar cómo se compone la música en tiempos modernos, basó su escritura en la narración de historias que nos permite conocerlo de manera íntima y los decoró con la calidez de las melodías. Pero, lo que terminó siendo el factor que le permitió ganarse el amor de sus fanáticos fue simple y sencillamente que no ha temido a tener que desnudarse (de manera retórica) con cada uno de los temas que trata, lo cual le ha permitido crear una conexión con cada persona que lo escuche. Sin más que decir al respecto…


Este es el análisis de Frank Ocean, un ícono de la música.




 

Inicios.


(Para esta sección, la información ha sido investigada de diversas fuentes, así como las pocas entrevistas que ha realizado Frank a lo largo de su carrera. Cabe destacar que estamos hablando de un artista que ha cuidado muchos aspectos de su vida, por lo que mucha de la información recaudada ha sido extraída también de diversas personalidades del medio musical que han colaborado con él).


Bajo el nombre de Christopher Edwin Cooksey, Frank nació el 28 de octubre de 1987 en Long Beach, California. Sus padres son Calvin Edward Cooksey y Katonya Breaux. Además, tienes dos hermanos que se llaman Ashley y Ryan.


Los primeros años de vida de Frank fueron complicados de sobrellevar debido a la tensa relación que existía entre su padre y su familia, ya que el Sr. Cooksey llevaba un estilo de vida peligroso, llegando inclusive a formar parte de delicadas situaciones que lo llegaron a comprometer con la justicia del estado de California.


Por muchos años, Frank evitó hablar de esta época de su vida, sin embargo, declararía lo siguiente en 2016, después de haber sido demandado por su padre por difamación y una cantidad de 14,5 millones de dólares debido a una publicación que realizó donde recordó un incidente de su infancia en el que su padre discriminó e hirió a una persona transexual:

"Tenía seis años cuando escuché a mi padre llamar marica a nuestra camarera transexual mientras me sacaba a rastras de un restaurante del barrio diciendo que no nos atenderían porque estaba sucia (…), esa fue la última tarde que vi a mi padre y la primera vez que escuché esa palabra, creo, aunque no me sorprendería si no lo fuera".

Pero volvamos a la historia.


Después de seis años viviendo juntos, la madre de Frank decidiría separarse de su entonces pareja y, posteriormente, mudarse junto a su hijo a Nueva Orleans, debido a que el Sr. Cooksey se vería envuelto en un caso de asesinato de dos policías después de haber acusado a los responsables del crimen quienes pertenecían a una pandilla y, poco tiempo después, mataran a la abuela de Frank en venganza.


Ante tal trágica situación, la madre de Frank buscaría cambiar el nombre legal de su hijo por su seguridad, el cual terminaría siendo Christopher Edwin Breaux y comenzarían a vivir con su abuelo materno en el estado de Louisiana.


A partir de aquí, la vida de Frank prosperaría de mejor manera debido a que la ciudad tuvo un profundo efecto en él, producto de la atmósfera diferente y su gran influencia en la cultura alrededor de la música blues y jazz. Su madre jugó un papel sumamente importante en su acercamiento a la música, ya que ella le compartió los álbumes de sus artistas favoritos a Frank, quienes serían Celine Dion, Anita Baker y la banda sonora de El Fantasma de la Ópera; lo cual impulsaría su interés por adquirir diversos conocimientos musicales desde pequeño.


Durante su adolescencia, comenzó a frecuentar diversos sitios donde se presentaban bandas de blues y jazz, lo que le animó a comenzar a desarrollar su habilidad para componer canciones, donde daría un gran enfoque en la lírica de cada tema, al igual que en dichos géneros musicales.


Frank, con el deseo de poder alquilar un estudio de grabación para realizar su primer álbum con apenas dieciséis años, comenzó a trabajar de diversas formas: cortaba el césped de sus vecinos, lavaría coches, pasearía perros, entre otras actividades; todo esto, mientras todavía estudiaba la escuela secundaria en el colegio John Ehret.


El año 2005 sería bastante complicado: Frank se acaba de mudar a la residencia estudiantil de The University of New Orleans para iniciar sus estudios universitarios en la carrera de Inglés y, a la vez, se encontraba por terminar su primer proyecto musical. Pero, la ciudad de Nueva Orleans sufriría la catástrofe natural ocasionado por el huracán Katrina en agosto de 2005 y el nuevo hogar de Frank sería completamente destruido, así como el estudio de grabación donde había estado trabajando.


Esta triste situación llevaría a Frank a tener que mudarse a la ciudad de Lafayette, Louisiana, donde comenzaría (nuevamente) una nueva vida donde estudiaría la misma carrera, pero en la University of Louisiana, sin embargo, dejaría sus estudios pocos meses después para perseguir su sueño en la música, con la diferencia que no sería en esa misma ciudad, ya que optaría por trasladarse e instalarse en Los Ángeles, California, con el objetivo de encontrar un lugar donde pudiera seguir desarrollando sus habilidades musicales y ser descubierto por una casa discográfica.


Ya establecido, Frank comenzó a trabajar en diversas cadenas de comida rápida para poder mantener su estadía en la ciudad californiana y poder seguir financiando su carrera en la música. Dentro de poco tiempo, comenzó a conocer distintas amistades que perseguían el mismo deseo de dedicarse a la música, con quienes logró poner a prueba sus habilidades, pudiendo finalmente grabar sus primeros demos y distribuirlas en las discográficas locales.


Dicha acción comenzaría a generar ruido en la industria, pero no precisamente por su música, sino por su tremenda calidad como letrista.



Los sellos discográficos comenzaron a buscar a Frank para convertirlo en el escritor fantasma de un gran número de artistas, pero, aunque no era algo que precisamente le entusiasmara, optó por aceptar dichas ofertas debido a que las ganancias que obtenía con ellas eran lo suficientemente buenas para dejar de tener trabajos alternos, enfocarse totalmente en su música y seguir obteniendo los recursos para poder crecer su nombre con nuevas canciones para perseguir su deseo de convertirse en un artista. Durante este lapso, Frank escribiría canciones principalmente para Justin Bieber, John Legend y Brandy.


"Hubo un momento en el que componía para otras personas. Pude haber sido cómodo, seguir haciéndolo y disfrutar de esa fuente de ingresos, así como del anonimato, pero no era por eso por lo que me alejé de la escuela y de mi familia."

Frank continuaría perfeccionando sus habilidades como compositor, pero su inquietud de iniciar su carrera como solista, lo llevó a conocer distintas personas que buscarían firmarlo, pero quien terminaría siendo el ganador sería el productor Tricky Stewart, ya que conseguiría que el sello discográfico Def Jam Recordings, le ofreciera lo que sería su primer contrato como solista por el siguiente año, lo cual aceptaría y, además, presentaría su nombre artístico Frank Ocean, pero se convertiría en una experiencia “frustrante” de acuerdo él, debido a que no pudo establecer una relación estable con la empresa desde un inicio.


Su carrera tomaría mayor importancia a mediados del 2009, gracias a que se haría amigo de una de las mentes jóvenes más creativas en la música de la actualidad: Tyler, the Creator; quien había formado dos años atrás el colectivo que se jactaba sería el futuro del hip hop y del R&B, Odd Future. Tyler, al conocer el trabajo de Frank y su no-tan-buena relación con Def Jam, lo invitaría a formar de dicho grupo, con la promesa de poder realzar su nombre al nivel que se merecía, a lo cual, sin cuestionarse mucho, aceptaría, haciendo que su discográfica se molestara y exigiera el lanzamiento de su álbum debut lo antes posible, a pesar de que Frank no estuviera de acuerdo con ello.




 

Análisis conceptual de álbumes.


Con un total de dos LP, un mixtape y un álbum visual, a continuación, analizaré el concepto de cada uno de sus trabajos, abordando el contexto de cada proceso creativo para comprender el propósito de cada uno de los trabajos de Frank:


nostalgia, ULTRA (2011)

Producción ejecutiva por: Frank Ocean.


Lo que estaba destinado a convertirse en una desastrosa presentación como solista debido al nulo apoyo de Def Jam, se convirtió en uno de los debuts más laureados en la historia de la música.


Los meses de Frank con Odd Future fueron bastante fructíferos, ya que consiguió llamar la atención de la crítica especializada, quien comenzó a aclamarlo y a señalarlo como el miembro de dicho colectivo que más expectativa generaba. Sin embargo, todavía tenía el compromiso de mostrar su talento en un proyecto propio y su bajo perfil dentro del grupo, le permitió trabajar con libertad en lo que sería su mixtape debut.


Su relación con Def Jam se encontraba delicada, pero su contrato seguía vigente y ellos esperaban que Frank continuara trabajando en su primer LP; además de seguir escribiendo canciones para los artistas de dicha discográfica. Sin embargo, Frank realizaría uno de los movimientos más arriesgados que se pueden realizar perteneciendo a dichas empresas:


Sobrepasar los parámetros.


El ansiado álbum fue escrito por el mismo Frank, pero dentro de su idea conceptual era utilizar una grandísima cantidad de samples provenientes de distintos artistas importantes, jingles de comerciales y melodías, así como diálogos de películas y videojuegos. Dicha propuesta sobrepasaba el presupuesto que Def Jam había destinado al proyecto, lo cual los llevó a tener que descartarlo y a esperar por un nuevo proyecto de Frank que se ajustara.

Sin embargo, Frank no descartó su proyecto y decidiría lanzarlo por su propia cuenta.


Evidentemente, los problemas que previó su disquera comenzaron a surgir cuando publicitó su proyecto a través de su cuenta de Tumblr. Frank comenzó a ser demandado por el uso ilegal de diversas canciones y licencias, lo cual llegaron a comprometer seriamente su futuro. Ante esta situación, optaría por lanzar su mixtape el 16 de febrero de 2011 de manera gratuita en Tumblr, dando por terminada la gran mayoría de las demandas, con excepción de la realizada por el grupo The Eagles, quienes prohibieron que la canción American Wedding (que samplea su mítica canción Hotel California casi en su totalidad) fuera puesta en venta, ni publicada en los medios digitales y tampoco fuera interpretada en vivo por Frank.


Dicha demanda sigue en pie y es por ese motivo que este mixtape no se encuentra disponible en plataformas de streaming, pero puede ser escuchado en su versión original desde el perfil de Bandcamp de Odd Future. Si te interesa escucharlo, da clic aquí.


A pesar de todo esto, el debut de Frank Ocean ha sido uno de los más aplaudidos en tiempos modernos.


Recibió la aclamación generalizada de los críticos, se convirtió en uno de los proyectos más descargados en internet y lograría captar la atención de los más grandes artistas en la industria, quienes esperaban ansiosamente poder colaborar con la nueva joya musical.


Conceptualmente, ha sido descrito por Frank como “un anhelo por el pasado” y si, tal como lo indica también su título, este proyecto es una oda a la nostalgia, donde él mismo aborda distintos temas que aluden al pasado.



Quiero dejar claro esto desde ya: Frank Ocean es, probablemente, uno de los mejores letristas que existen en la actualidad y este proyecto fue la carta de introducción que nos dio.


Lo que Frank ha confesado fue un trabajo difícil de realizar, se convirtió en un mixtape con catorce temas que exploran la angustia, el amor, el fracaso y las relaciones interpersonales de forma destacable. Profundizando en cada uno, él realizó historias que están inspiradas parcialmente en su vida, pero complementándola con ficción. Frank escribió anécdotas complejas que presentan problemáticas ingeniosas y realistas, como, por ejemplo: enamorarse de una chica que intenta pagarse su escuela trabajando en el porno, la normalización de la homofobia, los últimos días de un matrimonio, la falta de un padre durante la niñez y adolescencia, el suicidio como solución a un amor fallido…, en fin, cada uno de los temas son grandísimas historias que valen la pena ser leídas.


Musicalmente, en este proyecto Frank explotó al máximo la técnica del sample. Realmente está en todo y fueron pocos los elementos adicionales que agregó a la gran diversidad de pistas a las cuales acudió. Si, estoy seguro de que muchos desprecian esta técnica, sin embargo, hay que tener bastante creatividad para reinterpretar canciones.



Channel ORANGE (2012).

Producción ejecutiva por: Frank Ocean, Malay y Om'Mas Keith.


Si existe una forma fácil de describir este primer LP es fácil y sencillamente nostalgia, ULTRA , pero potencializado en todo aspecto.


Después del éxito que comenzó a recibir con su antiguo proyecto, la industria musical comenzó a ser cautivada por Frank. Def Jam optó por dejar de lado la mala relación que tenían con él y le propondrían reeditar Nostalgia, Ultra para poder ser lanzado como un EP. Sin embargo, esto nunca llegó a ser concretado, pero la canción Novocane sería lanzada como sencillo en iTunes en compensación y Frank comenzaría a escribir su próximo proyecto en febrero del 2011.


Un gran número de artistas comenzaron a buscarlo para realizar colaboraciones ya que habían sido cautivados por su trabajo. Tal fue el caso de la legendaria dupla de raperos JAY-Z y Kanye West, quienes en ese momento se encontraban trabajando en su álbum colaborativo Watch The Throne e invitarían a Frank a participar en dos canciones: Made In America y No Church In The Wild, siendo esta última uno de los siete sencillos de dicho proyecto.


Odd Future comenzaría a ser señalado como uno de los grupos más prometedores en el futuro de la música e inclusive lograron estar en el festival de música Coachella en 2011.


La popularidad de Frank ascendió rápidamente y el estaba consciente de ello, por lo que decidió aprovechar el momentum por el cual pasaba para preparar su primer LP.


El proceso creativo para el nuevo proyecto fue sumamente rápido, ya que Frank lo compuso en solo dos semanas, lo cual entusiasmó a Def Jam, quienes les habían dado libertad creativa y un margen de seis meses para lanzar el álbum. Sin embargo, Frank volvería a poner a prueba la paciencia de su disquera ya que se juntaría con un amigo productor de él, Malay y trabajarían por los próximos nueve meses en este proyecto.


Evidentemente, Def Jam volvería a ver con malos ojos dicha acción, pero estaban dispuestos a esperar por lo que sería el primer LP de Frank.


Durante esos nueve meses, Frank trabajó muy de cerca con Malay, ya que el productor ha sido uno de sus mejores socios creativos y para este proyecto, le propondría ser el encargado de la composición musical de cada tema, mientras él se encargaría totalmente de las letras, a lo cual accedió.


La magia entre ambos fluyó prósperamente desde el inicio, ya que la concepción creativa fue clara desde un inicio. Inclusive, ciertas canciones surgieron de manera improvisada por ambos. Una de peculiaridades de este álbum fue que, una vez escritas las canciones, Frank las ordenó en lo que finalmente se convirtió en el orden final del proyecto y comenzó a grabarlas en ese orden.


Originalmente, Frank planeaba rentar un equipo de grabación y una mansión de Beverly Hills solamente, en lugar de alquilar un estudio por 1.600 dólares al día, sin embargo, dicha acción solamente sería utilizada para tres canciones y el resto serían realizados en los estudios EastWest de Hollywood, Henson Recording Studios and the Record Plant en Hollywood, Westlake Recording Studios and Studio for the Talented and Gifted en Los Ángeles, Manhattan Sound Recording en Nueva York y San Ysidro en Beverly Hills.


El nivel de exigencia que Frank manejó para este proyecto fue bastante alto y, de igual forma, se lo pediría a Malay con la finalidad de poder entregar un proyecto con una calidad superior en el resultado final, lo que llevó a que fuera uno de los trabajos más exhaustivos en la carrera de ambos.


Dentro de los objetivos para este proyecto, se planteó la idea de rescindir el uso de diversos samples, por lo que la concepción instrumental fue punto clave de la evolución del sonido de este álbum, por lo que Frank contrataría al productor angelino, Om'Mas Keith, para que ayudara a crear diversas pistas de sonido completamente originales. También vale la pena destacar que este álbum tendría las primeras colaboraciones de Frank con artistas de renombre como Pharrell Williams, John Mayer, André 3000 y sus amigos Tyler, the Creator y Earl Sweatshrit.


El lanzamiento de este álbum fue un movimiento sumamente inteligente. Planeado en conjunto con Def Jam, Frank seguiría el ejemplo de Kanye West y JAY-Z, anunciando que la fecha de salida sería el 17 de julio de 2012. Sin embargo, esto era una mentira ya que la fecha real estaba pactada el 10 de julio del mismo año.


Este movimiento fue para evitar que el álbum se filtrara en Internet.


El 9 de julio, debutó en televisión en el Late Night de Jimmy Fallon donde anunció la fecha real de lanzamiento y que el proveedor del álbum, Universal Music Group, lo colocaría al día siguiente como descarga digital en iTunes. En ese momento, Frank solamente dijo:

"Ni siquiera he tenido uno en mis manos... los CD están hechos, pero cuando los enviamos, estaban bloqueados en el fabricante. No se han ido. Nunca fueron en camiones hacia las tiendas porque ahí es donde se filtran las cosas".

Nuevamente, Frank recibió la aclamación generalizada de los críticos, así como de sus fanáticos al percatarse que este nuevo álbum era inclusive superior a su proyecto anterior.


channel ORANGE fue el álbum más aclamado de 2012. Fue nominado a Álbum del Año y ganó el premio al Mejor Álbum Urbano Contemporáneo en los Premios Grammy de 2013, mientras que el exitoso sencillo del álbum Thinkin Bout You lo llevaría a recibir una nominación a Grabación del Año.



Conceptualmente, es un proyecto donde Frank llevaría sus narrativas a lugares más personales, permitiendo crear nuevas historias que se acercaran más a su realidad, pero con la gran primicia de querer crear un contexto imaginario que evocara al otoño.


Líricamente, el punto focal de este proyecto fue profundizar en el amor no correspondido y las consecuencias que estas provocan. De manera nuevamente destacable, Frank escribió historias para cada uno de los temas que van desde el cuestionamiento moral detrás del sexo, la decadencia de un ser humano después de ser sustituido, las trampas de la disparidad entre clases sociales, la iniciación a una eventual dependencia hacia las drogas, la relación dispar entre la espiritualidad y la secularidad, la búsqueda forzada por la estabilidad emocional, entre otros tópicos.


Musicalmente, este proyecto lograría concebir la idea creativa que Frank no pudo conseguir en su proyecto pasado: dar un sonido exacto a cada frase que cantaba. Este punto lo pudo adquirir gracias al apoyo que recibió de Def Jam, pero sobre todo por el trabajo de su amigo y productor Malay, ya que gran mérito de este aspecto es gracias a él. Para inspirarse, ambos reproducían discos antiguos para usarlos como referencias o para crear un ambiente en el estudio. Escucharon música de Stevie Wonder, Marvin Gaye, Sly and the Family Stone, Pink Floyd y Jimi Hendrix; así como también proyectaron películas antiguas inaudibles en el fondo del estudio.


Cada pista fue grabada de manera orgánica y muchas de ellas fueron interpretadas por el mismo Malay, aunque la eventual incorporación de Om'Mas Keith al proyecto traería consigo la integración de un mayor número de músicos de sesión para elementos específicos de cada tema.




Endless (2016).

Producción ejecutiva por: Frank Ocean


Sin lugar a duda, es uno de los proyectos musicales más peculiares de la década pasada, debido a que la conceptualización evolucionó y la ambición de Frank lo llevó a querer crear su primer álbum visual en forma de protesta.


La historia detrás de este proyecto es bastante curiosa. En febrero de 2013, Frank confirmó que había comenzado a trabajar en su segundo álbum de estudio, el cual se trataría de otro álbum conceptual y que estaría trabajando con Tyler, The Creator, Pharrell Williams y Danger Mouse. Evidentemente, esta declaración fue recibida con mucho entusiasmo por todos sus seguidores, pero lo que no contaría (por obvias razones) es que su relación con Def Jam había regresado a estar en malos términos.


Ante esto, Frank estaba decidido a planear un movimiento sumamente inteligente para su próximo proyecto, ya que este sería el último dentro del contrato que tenía con su discográfica.

Con un presupuesto cercano a los 20 millones de dólares debido al gran éxito que significó su álbum pasado, Frank comenzaría a realizar dos proyectos a la par, pero de manera secreta para prácticamente todos los medios y, sobre todo, Def Jam. Su objetivo para este momento era explotar al máximo el presupuesto que le habían otorgado, por lo que integraría a su trabajo a una mayor cantidad de artistas como Happy Perez, Charlie Gambetta, Kevin Ristro, Hit-Boy, Rodney Jerkins y Tame Impala.


Sin una fecha pactada por Def Jam, Frank estuvo trabajando por dos años en lo que sería su anticipado regreso. En abril de 2015, redactaría una publicación en Tumblr sobre su próximo proyecto, el cual definiría como una continuación de channel ORANGE y, además, confirmaría que la fecha de lanzamiento sería en julio del mismo año. Sin embargo, el álbum no salió y ni Frank, ni Def Jam dieron explicaciones del motivo de su retraso.


Fue hasta julio de 2016 en que se volvería a saber algo sobre Frank, ya que publicaría una imagen en su sitio web que apuntaba a una fecha de lanzamiento de julio. La imagen mostró una tarjeta de biblioteca etiquetada Boys Don't Cry con numerosos sellos, lo que implica varias fechas de vencimiento. Las fechas comienzan con el 2 de julio de 2015 y concluían el 13 de noviembre de 2016.


Fue hasta el 1 de agosto que habría algo más claro. Se publicó un video en vivo presentado por Apple Music que mostraba un salón vacío en su sitio web donde se mostraba el título “boysdontcry”, mientras mostraba a Frank trabajando de carpintero y tocando esporádicamente diversos instrumentos.


Pocas horas después, diversos medios de comunicación confirmarían que se trataba de un video promocional para el lanzamiento del próximo álbum y si, lo era, pero Frank había preparado un gran plan maestro donde Def Jam se vería afectado.


El álbum se lanzó el 19 de agosto de 2019 y se trataba de un álbum visual bastante minimalista de 45 minutos de duración que comenzó a transmitirse en Apple Music. Así es, no era un álbum como tal y las ventas de este proyecto se limitaron bastante debido a ello. Ante esta situación, Def Jam se desconcertó con tal movida, ya que no comprendieron cómo este proyecto llegó a utilizar casi en su totalidad el presupuesto que se le había dado y pocos días después del lanzamiento, Frank declararía lo siguiente:


Endless es un proyecto diferente a mi segundo álbum de estudio”.

Así es, Frank se deslindó de Def Jam con un proyecto alterno y el verdadero segundo álbum había aprovechado gran parte del presupuesto.



Conceptualmente, es el álbum más desvariado de Frank, pero lejos de ser alejado al nivel de calidad que maneja, ya que aquí comenzaba a presentar un nuevo giro en su música, donde el sonido ambiental acompañaba historias donde la ficción tomaba protagonismo.


Explicar líricamente el trasfondo focal de este proyecto como “introspectivo” puede sonar bastante ambiguo, pero la realidad es que eso es. Frank creo historias que abordan diversas historias que reflejan de manera ficticia algunos aspectos de su vida como lo es el enamorarse de manera fugaz, el amor como motivante cegador, el sentimiento de soledad después de vivir momentos emotivos, la necesidad de exaltar las vivencias junto a una persona en especial, la pasión por los coches, entre otros temas.


Musicalmente, es sumamente minimalista, solamente haciendo uso de la mínima instrumentación posible para poder crear álbum que perfectamente podría ser etiquetado como ambiental. Precisamente este punto fue el que dividió las opiniones con respecto a este proyecto, ya que muchos llegaron a considerarlo como un trabajo lento, pero ¡Hey! Después de saber que este álbum sería para deslindarse de Def Jam se entiende que Frank no haya querido que fuera un gran éxito.



Blonde (2016).

Producción ejecutiva por: Frank Ocean


Señalado por el respetado portal Pitchfork como “el mejor álbum de la década”, este proyecto ha llevado a cada uno de nosotros a cuestionarnos cuándo llegará el punto máximo en la carrera de Frank, ya que simple y sencillamente no deja de sorprender.


La historia detrás de este proyecto es una continuación directa de lo que sucedió con Endless, por lo que el contexto es prácticamente el mismo, solo con la gran diferencia de que había sido pensado por Frank desde el inicio como el primer álbum que haría bajo sus propios parámetros.


Sin mencionar nada al respecto, el proyecto que había señalado como “boysdontcry” terminaría siendo un nombre clave que involucraría a este álbum.


Muchos de los artistas y productores involucrados formaron parte de este proyecto sin esperar lo que terminaría sucediendo, pero lejos de molestarse, verían con gran respeto y admiración la decisión de Frank:


El día después del lanzamiento de Endless y con su libertad legal otorgada por Def Jam, Frank publicó una nueva foto en su sitio web anunciando cuatro tiendas pop-up en Los Ángeles, Nueva York, Chicago y Londres. Estas tiendas contenían cientos de revistas, con tres portadas diferentes y el álbum en un CD incluido en cada una de ellas. Las revistas eran gratuitas y estaban limitadas a solo una copia por persona y en solo unas pocas horas más tarde, el álbum se publicó exclusivamente en iTunes Store y en Apple Music.


La producción de este álbum fue pagada totalmente por Def Jam sin que ellos supieran. Lo más sorprendente, es que ellos no recibirían ni una sola ganancia de este álbum, ya que el contrato con Frank había sido legalmente concluido y este proyecto había sido lanzada por la discográfica independiente emergente Boys Don’t Cry.


Oh si, los teasers que había lanzado Frank meses atrás correspondían al nuevo sello discográfico que estaba por iniciar y todo, absolutamente todo, fue pagado por Def Jam. Si no estás sorprendido ante esta historia, amigo mío, no sé qué decirte.


Este álbum ha sido el proyecto más laureado en la carrera de Frank y fue el que lo pondría en uno de los puestos más altos en la actualidad de la música. Sin embargo, este álbum no recibiría ningún premio debido a que el mismo optaría por no presentarlo a los distintos medios organizadores ya que no lo consideraba necesario para impulsarlo aún más.


Conceptualmente, este sería la consolidación creativa de Frank, donde a través de la musicalización abstracta, ambiental y minimalista, desarrollaría la habilidad de poder componer de tal forma que no distingamos la realidad dentro de la ficción en sus narraciones.



Señalado por múltiples medios como “un proyecto adelantado a su época”, aquí Frank continuó desarrollando sus habilidades como letrista, llevando a explorar temas que se encuentran presentes en su vida, pero de tal forma que no podamos identificar hasta que puntos sean verdad. Las narraciones que manejó en este álbum exploran diversas situaciones relacionadas a la masculinidad y al manejo de emociones traumáticas durante momentos de dolor y pérdida; las historias van sobre el resentimiento repentino después de separarte de alguien, el duelo después de la muerte de un ser amado, la aceptación de la soledad como medio sanador, el constante dolor provocado al preocuparse por alguien que te abandonó, el amor de toda una vida por alguien no correspondido, los contrastes entre la pobreza y una vida próspera pero materialista, entre otros tópicos.


Musicalmente, es un álbum que alude a crear imágenes desde un inicio hasta el final. Los sonidos evocan a paisajes surrealistas de ensueño, cortados con discordantes conversaciones, efectos extraños, sutiles guitarras a la deriva y melodías sin un ritmo predecible. Es complejo de abarcar todo lo que este apartado transmite, realmente son demasiados detalles los cuales hacen de este álbum una experiencia musical tan rebuscada y compleja que inclusive la participación de Beyoncé en Pink+White pasa desapercibida (no es broma). Es increíble el minucioso trabajo que se realizó para este álbum.


Definitivamente será recordado conforme pasen las décadas como uno de los proyectos que definieron a una era.




 

Datos curiosos:


  • Cuando Frank subió nostalgia, ULTRA a iTunes (posteriormente fue removido), lo etiquetó con los géneros bluegrass y death metal, por arbitrariedad.

  • Frank se cambió su nombre nuevamente cuando tenía 22 años a Christopher Francis Ocean debido a que siempre sostuvo que un nombre debería ser elegido por uno mismo y no impuesto por alguien más.

  • En la secuencia de 45 minutos de Endless, Frank construyó una escalera de doce pies de altura.

  • Se rumora que el álbum Blonde está dividido implícitamente en dos etapas las cuales son divididas exactamente al minuto treinta por el tema Nights y esto representa la dualidad de cada uno de los tópicos presentados en la primera mitad del proyecto.

  • El reconocido actor Brad Pitt ha declarado públicamente ser fanático de Frank y le ha agradecido por su música debido a que lo ayudó profundamente a salir adelante durante su divorcio con Angelina Jolie. Muestra de ese agradecimiento fue la breve participación que tuvo durante el festival de música FYE en 2017 durante la presentación de Frank:



  • Su nombre artístico se inspiró en la película de 1960 Ocean's 11 y su artista favorito, Frank Sinatra.

  • Realizó una canción para la película Django Unchained de Quentin Tarantino, pero fue rechazada por el director porque pensó que era demasiado bella para la narrativa de la historia.



  • Frank era uno de los amigos más cercanos en los últimos años de vida de David Bowie.

  • Frank realizó alrededor de cincuenta versiones distintas de White Ferrari, ya que se trata de una canción que comenzó a escribir desde que tenía quince años.

  • Si alguna vez te preguntaste cómo es que Frank elige a qué ciudades decide ir de gira (ya que no es fácil de predecir), dicha decisión es tomada por él mismo dependiendo dónde sea más escuchada su música.

  • Frank tuvo el famoso bloqueo de escritor durante todo un año de 2014 a 2015, tras una pausa que se dio fuera del estudio.

  • Si bien, el conglomerado Odd Future quedó en el olvido ante las crecientes y prosperas carreras de cada uno de sus miembros, Frank sigue teniendo una relación cercana con ellos e inclusive ha declarado que uno de sus mejores amigos desde entonces es Tyler, the Creator.




 

Impacto en la música.


Ser considerado como una de las figuras más fascinantes de la música contemporánea por múltiples críticos especializados, artistas reconocidos y por millones de fanáticos es un peso realmente difícil de sobrellevar. Aunque el mismo esté consciente de tal situación (además de el mismo considerarse como un gran compositor), la realidad es que Frank ha sabido manejar su carrera bajo un perfil relativamente bajo a comparación de las más grandes figuras musicales, pero esta cuestión, más que jugarle en contra, le ha permitido poder explotar al máximo los siguientes puntos que han sido pilares fundamentales detrás de éxito:


No escribe canciones, redacta pequeñas historias.


Si has decidido comenzar una carrera dentro de la música y te preguntas por diversos artistas que te puedan inspirar para entender cómo se escribe la letra para una canción de manera inteligente, Frank Ocean es una visita obligada.


Realmente poquísimos artistas en la actualidad han logrado destacar como letristas, ya que este aspecto ha sido olvidado por muchos, pero está lejos de haber perdido valor en la música actual.


Ahora, ¿cuál es el encanto de Frank a la hora escribir? La respuesta es sencilla, pero difícil de ejecutar: él realiza pequeñas anécdotas para cada una de sus canciones. Tal como si se tratase de un cuento infantil o una elaborada historia escrita por el mismísimo Stephen King, Frank trata a sus canciones con una narrativa que cuida hasta el mínimo detalle.


Todas sus canciones tienen una introducción, un desarrollo y final, pero la cosa no se detiene ahí, ya que cada tema es solamente un capítulo dentro de un gran libro musical. Todas sus canciones tienen secuencia, ninguna sobresalta del concepto que viene narrando y eso, amigos míos, es complicadísimo.


Es por ello por lo que Frank ha sido laureado por millones de personas, ya que ha sabido comprender que la manera más eficaz de conectar a través de la música es contando algo que nos pueda interesar.



La conceptualización visual a través de la sinestesia y no por un medio en específico.


Para entender este punto es necesario primeramente definir qué es la sinestesia: Una definición muy básica de este complejo concepto define a esta reacción como una variación no patológica de la percepción humana, donde cada persona sinestésica tiene la habilidad de percibir colores, olores y sonidos de acuerdo con una acción en específico que realice, por ejemplo, pueden asociar sonidos con colores, sabores al percibir tacto, entre otras reacciones.


Ahora, ¿Cómo es ejecutado este punto por Frank? La respuesta vuelve a ser la narrativa dentro de sus canciones.


Todas las canciones nos hacen sentir de cierta forma en particular: algunas evocan alegría, tristeza, enojo, entre otros. Sin embargo, pocos artistas han querido explorar a profundizar de manera específica, la imagen que quieren relacionar con dicho sentimiento.


Este concepto es complicado de ejecutar, más no imposible y un ejemplo dentro de la carrera de Frank es precisamente su mixtape nostalgia, ULTRA. Este álbum evoca al sentimiento de nostalgia, el cual todos perfectamente conocemos, pero resulta prácticamente imposible comprender el cómo otra persona lo interpreta debido a que cada uno de nosotros ha relacionado dicho sentimiento con momentos específicos particulares. Quizá para una persona la nostalgia la relacione con jugar videojuegos durante su niñez, mientras que a otra la haga recordar a una mascota que tuvo y sin embargo, no deja de ser nostalgia.


Precisamente ese detalle es el que Frank cuida a lujo de detalle en todos sus álbumes.


Regresando al ejemplo de nostalgia, ULTRA, Frank nos mete a su cabeza para que entendamos lo que significa la nostalgia para él y lo consiguió haciendo uso de canciones antiguas que a el gustaban, utilizó títulos de videojuegos que el jugaba de niño e inclusive incluyó sonidos de diversos comerciales y películas que el vio.


Se preocupó por no forzar a que fuéramos sinestésicos para interpretarlo, sino más bien nos facilitó el concepto base de dicha habilidad, el cual tiene como objetivo hacernos sentir algo a raíz de una imagen concreta.




Cualquiera se puede identificar con él.


Puedes preguntarle a cualquier fanático de Frank sobre este punto y todos te dirán que es cierto, pero además te dirán que alguna canción en particular estuvo presente en un momento específico de su vida donde vivió algo similar.


Suena a una idea cliché, pero nos sorprendería saber que no es más que pura realidad.


La magia de la narrativa hace posible este punto nuevamente y es debido a que Frank cuenta vivencias tan cotidianas en sus canciones que llegamos a relacionarlo fácilmente con nuestra propia vida. Olvidémonos de canciones que buscan la interpretación personal y aquellas tan básicas que solo exploran la primera capa de un tópico, Frank profundiza en cada una de sus canciones a tal punto que nos cuenta hasta el más mínimo detalle de lo que está narrando. Por ejemplo, si él nos cuenta a lujo de detalle cómo se sintió cuando olió por primera vez a una persona de la cual se enamoró, no se conforma con ello, el continúa y nos describe también cómo era el olor, así como también detalla perfectamente la apariencia física de la otra persona.


Eso, amigos míos, da como resultado que podamos identificarnos con él, porque los detalles nos permiten crear la ilusión que nos parecemos Frank y que, por ende, el nos entiende.




Rompió los esquemas homofóbicos dentro de la escena urbana.


Quiero cerrar esta investigación con este punto y tengo que confesar que consideré seriamente señalarlo como un “Impacto en la cultura popular” pero no, esto radica totalmente en la música.

Frank es abiertamente bisexual desde 2012 y dicha declaración ayudaría a que se fomentara el respeto a la diversidad de preferencias sexuales dentro del medio musical.


Frank comenzó a ser un artista que rompió esquemas erróneos al demostrar que el talento no estaba ligado a una ideología o preferencia en particular, pero su mayor mérito fue que lo hizo perteneciendo a la escena urbana de Estados Unidos en una época donde se había normalizado el señalar despectivamente a cualquier persona que no fuera heterosexual.


Cuando declaró su bisexualidad, el medio musical reaccionó con sorpresa, pero lejos de señalarlo negativamente, esto hizo que comenzara a surgir un mayor respeto a los artistas con distintas preferencias sexuales e inclusive, llevó a que más artistas dejaran de sentirse oprimidos y siguieran el ejemplo de Frank.


Esto es enorme, amigos míos, quizá no magnifiquemos en su totalidad el alcance de lo que fue este movimiento, pero lo que hizo Frank fue demostrar que el talento estará presente independientemente de las distintas ideologías y preferencias que se tengan.




 

Conclusión.


Frank Ocean es uno de los artistas que, personalmente, más me cautivan. Enigmático e impredecible, es uno de los ejemplos de lo que sucede cuando se lleva al punto máximo la exigencia y se fusiona con el deseo de siempre buscar la perfección (aunque no sea precisamente posible, pero ustedes me entienden 😉).


Muchos lo consideran un artista adelantado, pero me atrevo asegurar que esto está lejos de ser cierto y deberíamos de comenzar a manejarlo como un artista que se encuentra en la época adecuada que vino a recordarnos el valor detrás de la pasión real en la música.


Pueden marcar mis palabras donde quieran: Frank se convertirá en una leyenda de la música y estamos muy cercanos a que eso suceda.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page